Ola de calor: recomendaciones para el manejo de hacienda

El estrés térmico por calor es una respuesta adaptativa que implica un conjunto de cambios que se desencadenan en los animales cuando son sometidos a condiciones ambientales que superan su temperatura de confort o zona termoneutral y son incapaces de regular su temperatura interna. Las aves, los bovinos de leche y carne, los porcinos, los equinos y los ovinos son algunas de las especies que pueden sufrir estrés calórico.

Por eso, en esta temporada de altas temperaturas, repasamos las recomendaciones básicas para prevenirlo en los animales:


RECOMENDACIONES GENERALES PARA TODAS LAS ESPECIES:

- Proveer espacios de sombra.

- Proporcionar agua fresca y abundante.

- En lo posible evitar encierres y movimiento de animales.

- En caso de tener que realizarlos, programar las actividades para las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde, con el fin de evitar el manejo y traslado de los animales en las horas de más calor.


BOVINOS DE CARNE:

- Evitar la alimentación durante las horas de más calor.

- Se puede refrescar la hacienda bien temprano a la mañana o durante la noche, y/o mojar el suelo de los corrales sin embarrarlos.


BOVINOS DE LECHE:

- Proveer sombra suficiente en corral de espera, ordeñe y zona de alimentación.

- Proporcionar ventilación adecuada en sala de ordeñe.

- Ofrecer dietas de baja actividad fermentativa.

- Minimizar el tiempo de espera en mangas y corrales.

- Utilizar ventiladores y aspersores en patios de espera, área de comederos y túneles de enfriado.


AVES PARRILLERAS Y PONEDORAS:

- Regular la ventilación y usar sistemas de enfriamiento por evaporación.


CERDOS:

- Usar áreas para refrescarse (lodo), sombra, ventiladores, aspersores, sistema de goteo y nebulizadores.


TRASLADOS:

- Antes de mover animales de un establecimiento a otro, preparar los documentos necesarios para minimizar el tiempo de espera.

- La carga, transporte y descarga de los animales debe realizarse en horas de menor temperatura.

- Utilizar transportes apropiados y respetar la densidad de carga. Si la temperatura es muy elevada, brindar mayor espacio en el transporte.

- Evitar largas distancias y prever conflictos de tránsito o atascamientos en rutas.

- Evitar realizar paradas durante el viaje. De ser necesario detenerse, que sea por el menor tiempo posible en un lugar a la sombra.

- Asegurar suficiente ventilación en el vehículo.

- Cuando se use el cobertor removible en el techo, el camión debe estar en movimiento para permitir la circulación del aire.

- Planificar la descarga en conjunto con el establecimiento de destino para evitar que los animales queden esperando en el vehículo.


Fuente: SENASA

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo