Feedlot, sin estrés por moscas en verano

Actualizado: feb 4

Las olas de calor crean un hábitat adecuado para su multiplicación generando situaciones irritantes para bovinos y humanos. Las prácticas de saneamiento aplicadas durante todo el año y el uso de productos que cortan el ciclo de vida de los insectos permiten reducir hasta un 90% sus poblaciones, mejorando la productividad ganadera y la calidad de vida rural.



Las poblaciones de moscas se incrementan considerablemente en primavera-verano, cuando las temperaturas son elevadas y las condiciones de humedad crean un ambiente propicio para su multiplicación. El estrés que sufren los bovinos al estar expuestos a una alta carga de insectos disminuye el consumo de alimento y genera pérdidas productivas de entre el 10 y el 16%, además de impactar negativamente en la percepción pública de la ganadería.


“Cuando llegamos a un establecimiento y observamos una abundante población de moscas adultas, sólo estamos viendo entre el 5 y el 10% del total, ya que el 90-95% restante se encuentra en forma de huevos, larvas y pupas. Por eso es necesario combatirlas mediante una plan integral”, dijo a Valor Carne el M.V. Gonzalo Rodríguez Senes, del laboratorio Vetanco.


La mosca doméstica, la de mayor prevalencia en los sistemas intensivos, tiene una alta tasa de multiplicación (1 hembra pone hasta 1.200 huevos/mes) y una capacidad de dispersión de hasta 10 km, por lo que no solo afecta el bienestar animal, sino el de las personas que trabajan en el establecimiento y las que viven en los puntos urbanos cercanos.


El ciclo de vida comienza cuando la mosca adulta deposita sus huevos sobre materia orgánica húmeda y en principio de descomposición, sean alimentos o estiércol, que constituyen el sustrato del cual se nutren. Ahí se desarrollan como larvas, luego pasan al estadio de pupa y por último llegan a adultos reiniciando las etapas biológicas.


"La metamorfosis completa es corta, ocurre en un período de 20 días. Pero en verano, con altas temperaturas, es mucho más rápida, apenas dura una semana. Y no se puede esperar a tener una invasión de moscas para controlarlas", explicó Rodríguez, alertando que entonces los animales ya estarán estresados, algo que se ve a simple vista por los movimientos de cabeza y cola para espantarlas. "En un feedlot de 5.000 cabezas se producen entre 6 y 9 mil toneladas de estiércol a lo largo de todo el año, por lo que cualquier plan de control debe ser permanente", agregó.


Plan integral


Es importante conocer qué tipo de moscas hay en el establecimiento y en qué sustratos se están desarrollando, para luego definir, diagramar y gestionar los métodos de control.


Además de la mosca doméstica, que requiere materiales orgánicos en descomposición para propagarse, puede encontrarse la mosca brava, que también utiliza esos sustratos mezclados con barro y se disemina en todas las regiones ganaderas, incluyendo la zona núcleo. "La brava es picadora, se alimenta de sangre y ya con 5 moscas por miembro anterior produce pérdidas de 100 a 200 gr de ganancia diaria por animal", aseveró el veterinario.


En los establecimientos que además del feedlot hacen recría pastoril puede presentarse la mosca de los cuernos. Una vez identificadas las moscas, la estrategia es reducir la disponibilidad de ambientes ideales para la continuidad de su ciclo biológico y, en tal sentido, el ordenamiento y saneamiento ambiental es clave. La eliminación frecuente del estiércol, el manejo de los efluentes y la higienización de comederos y depósitos de alimentos para evitar el deterioro de los mismos, son algunas de las prácticas que debe incluir un plan de control integral.


"La limpieza de los corrales con una pala frontal y la compactación del estiércol apilado, además de trabajar con una carga adecuada de animales (25 m2/cabeza) que favorezca el pisoteo de los desechos, son herramientas que limitan el desarrollo larvario. Otra ayuda es mantener los pastos cortos alrededor del feedlot para que las moscas no encuentren zonas de reposo", aconsejó.


Fuente: Valor Carne


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

RN 205 km. 96,500 - Lobos - BA - CP 7240

+54 9 11 2284 8589

administracion@importrade.com.ar 

  • Facebook
  • Instagram